domingo, 17 de julio de 2011

Islam contra toda opresión

El Sagrado Corán menciona la opresión como lo contrario al Islam. Este es liberación. Opresión en este caso no es un término exclusivamente político, aunque llega a serlo, pero fundamentalmente se refiere a que toda opresión es antes que nada contra sí mismo. Significa también “injusticia” e “iniquidad”.

          El hombre se autodestruye, aún a conciencia de lo que hace ¿Por qué sucede esto?: Cuando a un niño no se le da algo que ansía, rompe sus propios juguetes. Es una reacción de rebeldía, autodestructiva, que existe en todos los hombres.

            El opresor de sí mismo luego se convierte en opresor del resto de la humanidad. Cuando se niega el conocimiento, la purificación, el bien, la caridad, la oración, evidentemente está cerrando las puertas a todo tipo de liberación. Tal es el fundamento de todas las otras opresiones.

            Dijo el Profeta (BPDyC): “¡Ayuda a tu hermano opresor u oprimido!”. Se le preguntó cómo era posible ayudar al opresor, y respondió: “Impidiéndole que oprima”. También entre las tradiciones islámicas también se cuenta que el Imam Al-Sádiq (P) dijo: “Allah reveló a uno de Sus Profetas: ‘No dejaré pasar la injusticia contra los oprimidos, aún cuando éstos fueran impíos’”. Y dice otra tradición: “El que ayuda a un opresor, sabiendo   que es un opresor, se ha marginado del Islam”. Y por último expresó el Profeta (BPDyC): “¡Por Allah, que ellos no creen!, ¡Por Allah, que ellos no creen!, ¡por Allah, que ellos no creen!”. Se le preguntó: “¿Quiénes son estos Mensajero de Allah?”. Respondió: “Los que no confían a su vecino ni una minucia”. Esto significa que es también opresor el que no auxilia a nadie con nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada